Turismo

Museo de la Plata

El País de la Plata es un espacio para recordar y comprender la historia de Hiendelaencina, una pequeña aldea de no más de “200 almas”, sacudida por el descubrimiento en 1844 de su rico subsuelo por D. Pedro Esteban Górriz.
De la entrañas de la tierra a un pueblo nuevo, del mineral al lingote, sin olvidar a los hombres que lo arriesgaron todo, desde su capital hasta su vida, el Centro de Interpretación recupera este patrimonio, esta memoria.

La Iglesia

Ya remontándonos al siglo XIX entre 1848 1851 se construyó la actual Iglesia situada en la Plaza Mayor la cual fue consagrada el 22 noviembre 1851 bajo la advocación de Santa Cecilia y bendecida por el obispo de Sigüenza Don Joaquín Fernanda Cortina.
La construcción está realizada en una sola nave ancha y dilatada con crucero de arquitectura sobria del siglo XIX, sus altares mayores son 4 sin relevancia y su decoración interior es pobre en imaginería su retablo primero se trajo de Ayllón. La cuantía de la construcción ascendió a 9000 duros de la época.

Rutas de Senderismo

Los alrededores de Hiendelaencina ofrecen un importante atractivo, tanto paisajístico como minero. Los adorables paseos naturales por el barranco del rio Bornova compiten, en encanto, con los fascinantes restos arqueológicos de las instalaciones mineras.

Feria del Ganado

La feria del Ganado es uno de los eventos más importantes que se celebran en nuestro pueblo. Este año 2018 fue la trigésimo cuarta edición de esta feria que trata de homenajear esta labor que, lamentablemente, va decayendo en los últimos años. En ella también disfrutamos de las viejas costumbres de estos trabajadores que nos hacen rememorar tiempos pasados.

Pasión Viviente

Los actores, todos ellos no profesionales y vecinos del pueblo, escenifican la Pasión Viviente en la Plaza Mayor, culminando la obra con la crucifixión en un pequeño cerro cercano y con el Alto Rey como telón de fondo.
Decorados, escenarios, vestuario y ambientación, han sido todos, manufacturados por los propios vecinos, que también colaboran en la infraestructura organizativa.
La ultima cena, el huerto de los olivos, los juicios ante Caifás, Pilatos, las caídas y la crucifixión son escenas que se ejecutan en riguroso directo aportando realismo, autenticidad y sentimiento que invita al recogimiento del espectador.

Menú de cierre